Le Tanneur x el taller Kastelani

La maroquinerie à aimer toute une vie

Chez Le Tanneur, nous aimons depuis toujours tisser des liens, réfléchir à de nouveaux projets et les concrétiser.

Y este es uno del que estamos particularmente orgullosos: la creación conjunta de un servicio posventa especialmente dedicado a los artículos de Le Tanneur, con el peletero Jérémy Kastelani. Puesto que nuestras piezas están diseñadas para acompañarle a diario y durar largo tiempo, nada mejor que las expertas manos de un artesano apasionado para mimarlas de vez en cuando.

La maroquinerie à aimer toute une vie

Chez Le Tanneur, nous aimons depuis toujours tisser des liens, réfléchir à de nouveaux projets et les concrétiser.

Y este es uno del que estamos particularmente orgullosos: la creación conjunta de un servicio posventa especialmente dedicado a los artículos de Le Tanneur, con el peletero Jérémy Kastelani. Puesto que nuestras piezas están diseñadas para acompañarle a diario y durar largo tiempo, nada mejor que las expertas manos de un artesano apasionado para mimarlas de vez en cuando.


Un nouveau SAV de maître maroquinier

Una idea que da paso a otra; así comenzó la historia de este proyecto singular. Conocimos a Jérémy durante nuestra colaboración con el Tour de France. Con él elaboramos el revestimiento excepcional de una bicicleta única que luego subastamos. De esta pasión compartida por los objetos de piel elegantes surgió el deseo de seguir trabajando juntos.


L’art de redonner vie à la maroquinerie

Tanto la elaboración y el diseño como la reparación son campos muy especiales. En ocasiones, sus procesos y técnicas se transmiten de generación en generación. Devolver a la vida los artículos de piel para que puedan continuar su viaje junto a su propietario es algo que no puede improvisarse. En este nivel, cada objeto tiene una historia diferente y precisa una atención especial. Por tanto, hemos decidido confiar este paso, con toda su maestría y «savoir-faire», a Jeremy, cuyo taller está situado en el corazón de París.


L’artisanat français dans toute sa splendeur

Jérémy Kastelani es uno de esos nuevos nombres que se apoyan en su época para perpetuar las tradiciones de su oficio. Sus estudios de marroquinería y diseño le abrieron rápidamente las puertas del lujo en la escena internacional, antes de que alzara el vuelo y creara su propio taller. Actualmente colaboramos con su taller para ofrecer un servicio posventa aprobado por Le Tanneur. Es un enfoque rotundamente sostenible que queremos promover, dando prioridad a la artesanía francesa.


Quel est ton rôle ?

Je suis Antoine Ricardou et je suis architecte. J'ai fondé ce studio il y a maintenant 20 ans, avec mes associés Clémentine Larroumet à Paris et Reynald Philippe à New York.

Je chapeaute tous les projets créatifs de A à Z avec une équipe que j'aime garder à taille humaine, même si nous embarquons souvent avec nous sur les projets des talents extérieurs.

Un nouveau SAV de maître maroquinier

Una idea que da paso a otra; así comenzó la historia de este proyecto singular. Conocimos a Jérémy durante nuestra colaboración con el Tour de France. Con él elaboramos el revestimiento excepcional de una bicicleta única que luego subastamos. De esta pasión compartida por los objetos de piel elegantes surgió el deseo de seguir trabajando juntos.

Que représente pour toi le projet le tanneur ?

Quand Le Tanneur nous a sollicités il y a déjà 4 ans, la marque était un peu perdue. La qualité des produits était là, et c'est important, mais à force de vouloir plaire à tout le monde, la marque était devenue trop lisse et commerciale et surtout elle avait perdu le sens de son incroyable histoire et patrimoine.

Nous avons entamé notre collaboration en voulant redonner à la marque toutes ses lettres de noblesse. On parle d'une marque de maroquinerie française qui a traversé le vingtième siècle en préservant un incroyable savoir faire maroquinier !

L’art de redonner vie à la maroquinerie

Tanto la elaboración y el diseño como la reparación son campos muy especiales. En ocasiones, sus procesos y técnicas se transmiten de generación en generación. Devolver a la vida los artículos de piel para que puedan continuar su viaje junto a su propietario es algo que no puede improvisarse. En este nivel, cada objeto tiene una historia diferente y precisa una atención especial. Por tanto, hemos decidido confiar este paso, con toda su maestría y «savoir-faire», a Jeremy, cuyo taller está situado en el corazón de París.

L’art de redonner vie à la maroquinerie

En quoi a consisté ta mission pour le tanneur ?

Nous avons accompagné les équipes de Le Tanneur pour redonner de la force et de la pertinence à la marque, en puisant dans son histoire, en travaillant son identité, en donnant la direction de l'image, en pensant le nouveau concept boutique, jusqu'au sourcing des objets, la recommandation des tenues et même un travail sur l'identité sonore et olfactive de la marque.

Que représente pour toi le tanneur ?

Pour moi, c'est une belle marque de maroquinerie française, et surtout je lis dans le Tanneur tout un art de vivre profondément français, celui des maisons de famille qui vivent au rythme des générations qui les habitent.



Madeleine se distingue également parce qu’elle symbolise un tournant pour la Maison. Avec cette ligne d’exception, nous pouvons exprimer nos idées et laisser parler librement nos années d’expérience.

L’artisanat français dans toute sa splendeur

Jérémy Kastelani es uno de esos nuevos nombres que se apoyan en su época para perpetuar las tradiciones de su oficio. Sus estudios de marroquinería y diseño le abrieron rápidamente las puertas del lujo en la escena internacional, antes de que alzara el vuelo y creara su propio taller. Actualmente colaboramos con su taller para ofrecer un servicio posventa aprobado por Le Tanneur. Es un enfoque rotundamente sostenible que queremos promover, dando prioridad a la artesanía francesa.